Amplia alfabetización visual. Versatilidad en el manejo del lenguaje gráfico, adaptando el estilo a los objetivos de cada proyecto. Composición tipográfica.