Campo de relámpagos

Campo de relámpagos toma su nombre de una obra de Walter de María que consiste en la instalación una serie de 400 pararrayos de cinco metros de alto a campo abierto en el desierto de Nuevo México, una zona donde habitualmente se producen tormentas eléctricas.

Campo de Relampagos Walter de María
Campo de Relámpagos. Walter de María

El logotipo es un papel rasgado, lo que en el contexto de una editorial de textos en formato digital, como pretende ser “campo de relámpagos”, remite rápidamente al tradicional soporte de la escritura a punto de claudicar ahogado en el torrente electrónico.

Encontramos aquí una primera metáfora: entre el papel y el rayo, entre la página impresa y la pantalla del ordenador, entre la materia y la energía se produce la confusión en la que un proyecto literario descansa hoy. ¿Dónde se produce la escritura?

En segundo lugar tenemos el papel rasgado como metáfora visual del relámpago (el papel rasgado, casualmente, se parece al relámpago) de un relámpago que a su vez es fascinante y peligroso pero, sobre todo, violento.

La metáfora visual, el papel rasgado como relámpago, contiene una tercera metáfora equidistante entre la génesis eléctrica y la superficie quebrada del papel: la violencia y el conflicto.

Los dos actos violentos, la ruptura de la hoja y la caída del rayo, representan, en una cuarta secuencia de significación, la vida misma. El rayo como el origen de la vida, no por sus cualidades eléctricas sugeridas en anacrónicos paradigmas científicos o mitológicos, sino en su relación con el conflicto, con la negación, en suma, con la diferencia. Se muere aceptando, tolerando y asintiendo. Se vive negando, se vive en la otredad, se vive en crisis.

El consenso corre en la dirección entrópica hacia un estado homogéneo donde todo es lo mismo y nada parece moverse. La vida surge en la regulación de un desequilibrio energético y la confrontación es su signo.

Un buen diseño de identidad es aquel que se instala su propia crisis identitaria.

¿Cómo funciona el logotipo?

Existe un logotipo base que puede utilizarse a la manera de un logotipo tradicional, pero existe, adicionalmente, la posibilidad de construir un elemento gráfico que funciona como logotipo a la medida de la superficie en la que se insertará. Desde este punto de vista el logotipo es más un método o una función que un objeto estático.

La construcción es sencilla, sólo hay que romper un papel y separarlo ligeramente. Después, colocar el texto encima y pasarlo a negativo. En la siguiente página se muestran los originales utilizados en la confección de algunos ejemplos.

Campo de relampagos. El logotipo se construye en el acto de rasgar el papel.
Campo de relampagos. El logotipo se construye en el acto de rasgar el papel.

Campo de Relámpagos. Variación 1

Campo de Relámpagos. Variación 1

Directrices para la composición del texto

Más que una normativa para la aplicación de la gráfica daré unas pocas directrices que pueden seguirse o no, a criterio del diseñador que esté elaborado el material gráfico.

Es mejor, en mi opinión, dar cierto grado de libertad (lo que implica, también, responsabilidad) al diseñador que está haciendo el trabajo final, a pesar de que lo habitual es ofrecer normas y reglamentos, prohibiciones y restricciones de todo tipo con el fin de establecer un dispositivo de control unívoco, totalitario, jerárquico y dominante. Asumimos, entonces, que las distintas producciones ejecutadas por distintos diseñadores potenciarán una diversificación de la imagen que podría ser considerada perjudicial en los ámbitos de diseño más ortodoxos.

El texto del logotipo se compone con una deformación de la tipografía Garamond Premier Pro en su versión caption: desenfocar y contrastar la tipografía hasta conseguir una pérdida de detalle que dé la sensación de contundencia, parecido a un texto que ha sido fotocopiado varias veces.

Campo de Relámpagos. Construcción del logo

La tipografía para el texto será Garamond en su versión Caption. La manera de componer textos será siempre en bandera a la izquierda. El cuerpo de texto generoso (grande) y con interlineado sólido (para cuepo 12, interlineado 12).

La diagramación de la página y la división en columnas y cajas persigue ser lo más cruda y directa posible. Se evitarán apoyos tipográficos, adornos, cenefas y manchetas. Se intentará construir la jerarquía del texto sólo con el propio texto.

Campo de Relámpagos. Tipografía

Los bloques de texto deben estar compuestos, en la medida de lo posible, en cuerpos de texto grande. Los márgenes alrededor del texto, amplios. Que respire con facilidad. Toda la composición busca contundencia y rotundidad.

Campo de Relámpagos. Párrafo.

Las columnas se establecen con el mismo criterio. Medianiles y márgenes amplios y generosos.

Campo de Relámpagos. 3 columnas. Campo de Relámpagos. 4 columnas.

Los encabezados, subtítulos, y demás jerarquías deben construirse, siempre que se pueda, variando el tamaño del texto, evitando las negritas y cualquier elemento gráfico que no sea el propio texto.

Campo de Relámpagos. encabezados.
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *